Pintura

Pintura

La pintura es uno de los artes más más tradicionales e importantes que existen. Su dominio y práctica requieren de una habilidad majestuosa al momento de su elaboración para crear obras que dejen un impacto y expresen una idea o sentimiento.

¿Qué es la pintura?

La pintura es la práctica de aplicar pintura  pigmento, color u otro medio elemento a una superficie sólida llamada cuadro o lienzo. El elemento para pintar se aplica comúnmente a la base con un pincel, pero se pueden usar otros implementos, como cuchillos, esponjas y aerógrafos. El trabajo se llama cuadro de pintura.

La pintura es una de las formas más importantes en las artes visuales, incorpora elementos como el dibujo, la composición o la abstracción. Una pintura puede ser naturalista y representativa, como por ejemplo: la pintura de una naturaleza o una pintura de paisajes; fotográficas, abstractas, narrativas, simbólicas, emotivas o de naturaleza política como en el Artivismo.

En el arte, el término pintura describe tanto el acto como el resultado de la acción. Los soportes más comunes para realizar pinturas son: paredes, papel, lienzo, madera, vidrio, laca, cerámica, hojas, cobre y concreto. La pintura puede incorporar muchos otros materiales, como arena, arcilla, papel, yeso, etc.

Tipos de pintura

Cómo pintar sobre lienzos

El lienzo es un tejido preparado para pintar, puede ser de algodón, lino, yute o poliéster. La pintura sobre este material es una de las opciones más usuales y con los mejores resultados estéticos. Se utilizan pinturas al óleo y el acrílico para pintar sobre esta tela, puedes aplicarlas con un rodillo, con el lienzo estirado en un marco o pegado en un tablero. Para realizar esta técnica puede ser algo difícil, es por eso que te enseñaremos como pintar sobre un lienzo

Selecciona un lienzo que pueda ser trabajado con pintura acrílica o de aceite. Si vas a utilizar pintura clara o técnicas de vidrio es recomendable usar un lienzo suave. Después de seleccionar el lienzo deberás aplicar una capa de pintura fina diluida en agua para el fondo, traza con un pincel grande amplias lineas horizontales de izquierda a derecha. Recuerda preparar el lienzo con una capa de yeso.

Como pintar sobre un lienzo

Una vez hayas realizado el fondo necesitaras escoger un lugar donde ubicar el punto focal (punto de atención visual) lo. Recuerda que lo puedes conseguir haciendo un objeto más grande que los otros, o resaltando los colores muy claros y oscuros. Seguidamente, dibuja el boceto de la obra en el lienzo con un lápiz grueso, haz los trazos de una manera suave.

Luego de que termines de dibujar el boceto guía, inicia aplicando de arriba hacia abajo la primera capa de pintura más espesa sobre el lienzo. Pinta de una mezcla clara sobre la primera capa, puesto que la misma se encuentra húmeda y puede mezclarse con otros colores. Si deseas añadir sombras, realiza trazos en una misma dirección sobre la parte superior de las capas. No olvides aplicar los detalles finos con un pincel pequeño.

Cómo pintar rostros en acrílico

La pintura acrílica es una buena opción en términos de secado rápido, gracias a su base en agua. Pero a la hora de pintar un retrato con la utilización de acrílico puede ser un tarea compleja debido a su tiempo de secado. Por otra parte, la mezcla de colores también puede ser un problema para la elaboración de rostros con acrílico.

Para iniciar la pintura de un retrato deberás preparar el lienzo (pintarlo con yeso) para obtener mayor absorción de pintura. Después, dibuja el contorno de los rostros en diferentes ocasiones; ten en cuenta las condiciones de luz que cambiaran durante el día y la alteración de posiciones entre sesiones. Puedes utilizar fotografías de los retratos para dibujarlos siempre y cuando sean de alta resolución.

Rostro con acrílico

Cuando finalices el trabajo de dibujo previo, podrás empezar a pintar el rostro. Inicia aplicando una capa de colores planos que cubran todo el lienzo y a partir de ello crea colores de reflejos, luces bajas y detalles. Después de que la pintura este seca añade las sombras o reflejos del retrato, haciendo la pintura fina y que se note la de abajo. Todo este proceso permitirá la disminución de transiciones discordantes entre la sombra/iluminación y los colores originales.

No intentes pintar el retrato de una sola vez. Hazlo varias veces mezclando la pintura nueva con la vieja diluyéndolas entre sí, hasta que los colores coincidan. Para esto aplica el acrílico en muchas capas transparentes si es una pintura en tela, o en gotas con texturas y trazos gruesos si es una lona. La mezcla de estas diferentes aplicaciones de pintura en el mismo lienzo puede añadir interés a tu retrato.

Cómo reutilizar un lienzo para pintar

Reutilizar un lienzo usado es una manera económica para practicar la pintura, pero también es una tarea complicada. Hacer que la pintura se adhiera a la vieja y la textura de pintura original se muestre en la nueva puede ser algo difícil. Puedes pintar sobre un lienzo usado preparándolo antes de comenzar a pintar sobre la pintura vieja. Cuando termines el proceso puedes comenzar tu nueva obra con pintura acrílica u óleo.

Lienzo

Lijar

Si el lienzo usado posee alguna textura de la pintura anterior deberás lijarlo antes de empezar a pintar. Para lijar puedes usar un pedazo de papel de lija de grano y medio o un bloque de lijado. Lija y talla de manera uniforme el lienzo hasta que tenga una superficie liza y sin protuberancia. Realiza este procedimiento de forma suave para no dañar las fibras, si hay pintura difícil de quitar puedes usar una espátula. Una vez terminado el proceso de lijado limpia el lienzo con un paño mojado hasta que no haya restos de polvo.

Cebador

Al terminar el proceso de lijado, el lienzo debe ser cebado. Todo esto es con el fin de dejar la superficie del lienzo adecuada, para que la pintura se adhiera perfectamente y no se absorba demasiado. Para este proceso puedes usar yeso o pintura al óleo blanca. Si usas yeso, aplica varias capas para cubrir la pintura original. En el caso de la pintura al óleo, realiza varias capas para cubrir las manchas del lienzo con pintura al óleo blanca a base de plomo. Puedes cubrir la pintura al óleo con un barnizado de aceite de copal para que seque mas rápido y sea mas duro. Por último, DEJA SECAR POR UNOS DÍAS.

Pintar (Pintura acrílica)

Cuando el lienzo este preparado aplica la pintura acrílica. Recuerda que esta pintura sólo se adherirá al lienzo, si la pintura vieja usada fue acrílica y no una pintura a base de aceite. Usa un poco de empasto de gel para espesar la pintura ayudando a que tenga mayor profundidad y densidad en el lienzo.

Lienzo Pintado

Pintar (Pintura al óleo):

Al igual que las pinturas acrílicas, las pinturas al óleo no se adhieren a las pinturas acrílicas porque las primeras se agrietarían después de secarse. Por lo tanto los lienzos usados previamente con pinturas al óleo pueden ser repintados sólo con pinturas iguales. Aplica la pintura como si el lienzo fura nuevo. Una vez terminado de pintar usa un fijador en aerosol para evitar el agrietamiento.

Técnicas de pintura de papel

La pintura de papel puede ser un procedimiento complejo si no usas los materiales y las técnicas adecuadas. Pero puedes hacer un buen trabajo sobre el papel usando diferentes técnicas que te darán grandes resultados. Estos métodos pueden ser usados principalmente en papel de envolver y papel para etiquetas.

Pintura sobre papel

Estampado con esponja

Para estampar el papel con una esponja es necesario poner el papel de artesanía en una superficie plana, ya sea un escritorio o una mesa. Después de esto debes sumergir la esponja en acrílico o tempera y presionarla suavemente sobre el papel de arte. Puedes aplicar sellos de la esponja al papel aleatoriamente o en patrones para dar un aspecto más artístico.

Plumas de pintura

Los rotuladores de acrílico o plumas de pintura son usados para pintar en papel como lo hacen los bolígrafos o lapices. Este método te brinda un control máximo al momento de pintar una imagen en un papel. También puedes usar las plumas para escribir en tarjetas de regalo, pintar un papel muy fino para pintar cuadros muy pequeños. Los rotuladores de acrílico se pueden comprar en una tienda de arte o de artesanías.

Rotuladores de acrílico

Humedo sobre humedo

En esta técnica debes saturar el papel de acuarela hasta reducir su capacidad de absorción y pintar con pintura acuarela de alto pigmento. Usando este método podrás crear trabajos muy puros y de estilo místico que se podrán enmarcar. Si el papel acuarela se vuelve muy húmedo lo puedes limpiar con una esponja para evitar que la pintura se adhiera al papel en absoluto.